Existen muchas personas, que padecen, sufren y se lamentan, pero no están limitadas por sus circunstancias, sino por sus mentes, que los encierran en la cárcel mas espantosa que puede haber y esta es la de los pensamientos y creencias.


Por ello las personas, se les dificulta comenzar con un  nuevo sistema de ejercicio, creer en algo nuevo, experimentar algo, porque estamos tan condicionados a  todo que por ello, tenemos miedo y nos conformamos, con lo poco o mucho que podemos tener.


Por ello si en verdad quieres transformar, tu cuerpo, la cual es energía pura del universo, cambia  primero tus pensamientos y habitos que sabes que no  hacen bien a tu cuerpo espiritual y físico.   Por otro lado, si lo deseas, cambia también  tu sistema de creencias para que no tengas sentimientos de culpa y de temor, que te frenen, piensa que, no importa  el pasado, ni  el futuro, pero si te enfocas muy bien en el aquí y en el ahora, podrás tener ese futuro que tanto anhelas.
Como bien  dicen, el camino de las mil millas comienza o comenzo haciendo un solo paso...


y tu que harás con ello...


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Hacer ejercicio te hace chico el pene?

Ejercicios con Liga Corta

La vitamina D mejora la eficiencia de reemplazo muscular